Noviazgo, propósito correcto

15. feb., 2016

Según la Real Academia Española, Noviazgo se define como: <<Condición o estado de novio o novia.>>

Novio (a) se define como: <<Persona que está próxima a casarse, persona que mantiene relaciones amorosas con el propósito de casarse>>.

Bajo estas premisas, resumir <<noviazgo>> es sencillo, si estás en una relación es porque tu objetivo es el matrimonio. Esta es la razón por la que muchas parejas intentan e intentan  una relación que no va más allá de unos cuantos días o meses (con un poco de éxito) de pasar ratos buenos y aún más no tan buenos ratos.

Cuando dos personas deciden establecer una ralción de noviazgo, deben sentarse fríamente a analizar todas las variables que los envuelven. La edad, su nivel de estudio e ingreso económico, la cantidad de deberes que cumplir diariamente, si es realmente la voluntad de Dios y si su objetivo final de la relación es el matrimonio. Una vez que todos estos cuestionamientos cuenten con una respuesta real, dejando fuera el romanticismo y las buenas experiencias, entonces es hora de pesar los resultados.

El más importante es saber si verdaderamente el Señor quiere que yo inicie un noviazgo con esa persona, porque Él es quien te la vida, quien te sostiene y quien te permite hacer todo lo que haces para estar en el lugar donde te encuentras ahora mismo, así que la respuesta es sí, si Dios ya te dio el consentimiento entonces piensa razonablemente si de verdad te ves toda tu vida con esa persona (porque el matrimonio es para siempre).

Teniendo claros estos dos puntos, asumiendo que ambas respuestas son afirmativas. Ahora empieza una aventura intensa, increíble, hermosa y llena de muchos retos. Es mi objetivo que encuentres los pasos necesarios para iniciar y hacer perdurar su relación hasta el objetivo final de la misma: Matrimonio

Acompáñeme en la lectura de los buenos principios que te ayudarán a encaminar tu relación en el diseño ideal que Dios ha creado para nosotros.